Gobierno de Álvaro Obregón (1920-1924)


· octubre de 1920 - sube a la Presidencia el General Álvaro Obregón (1920-1924).
· Comienzan los gobiernos de la Revolución y se fijan las bases para la reconstrucción del Estado.
· Inicia la reorganización de acuerdo con los intereses de los grupos triunfantes.
· País arruinado, endeudamiento, suspensión de créditos bancarios, desorganización administrativa y fuertes demandas por parte de la población.
· Asegura y fortalece su poder mediante políticas de alianzas.
· Aunque el Ejército constituye su principal apoyo, sabe por experiencia propia que también puede ser su principal amenaza. Por lo mismo, aísla políticamente a los caudillos militares con poder local y reduce el número de los contingentes armados. Busca nuevos aliados en las organizaciones obreras y campesinas. En materia agraria expide varias leyes a favor de la restitución del ejido (forma de posesión de la tierra que el Estado cede al campesinado). Con su política fiscal, que implanta un sistema moderno de tributación, inicia el proceso de consolidación del Estado mexicano, cuyas bases quedaron establecidas en la Constitución de 1917.
· La labor de Obregón en el campo educativo fue notable. En 1921 creó la Secretaría de Educación Pública, con José de Vasconcelos como primer titular y el organizador de la educación en el país.
· Puso en marcha una campaña masiva de alfabetización; creó las Misiones Culturales y convirtió a los maestros rurales en modernos misioneros. Creó los departamentos Escolar, de Bellas Artes, y Bibliotecas y Archivos. Se dividió la educación media en secundaria y preparatoria, se fundaron escuelas nocturnas, se prestó atención a la formación de obreros calificados y se dio gran impulso a la pintura mural mexicana y a la cultura popular.

Gobierno de Plutarco Elías Calles (1924-1928)

· Hizo de las organizaciones obreras el soporte básico del gobierno revolucionario. Apoyó fuertemente a la Confederación Regional de Obreros Mexicanos (CROM)
· Comienza la intervención del Estado en los asuntos de la economía nacional.
· Crea el Banco Nacional de México
· Funda la Comisión Nacional de Caminos, pone en vigor una ley sobre irrigación y se enfoca a la construcción de presas.
· Extremó el vigor contra el clero (suspensión de cultos y cierre de iglesias), provocando la rebelión cristera (1926-1929) que tuvo como escenario principal los estados de Jalisco, Colima, Zacatecas, Guanajuato y Durango.
· 1928, Alvaro Obregón, fue elegido por segunda vez para la Presidencia, pero fue asesinado en julio de 1928 por José León Toral. Con su muerte se inicia el maximato, un período comprendido entre 1928 y 1934, (Calles es la figura central, el Jefe Máximo de la nación. Los tres presidentes del maximato fueron Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y Abelardo Rodríguez)
· Calles aprobó la educación socialista con miras a crear en los jóvenes una mentalidad acorde con la Revolución. Finalmente, en noviembre de 1934, días antes de que Cárdenas asumiera la Presidencia, se reforma el artículo 3° de la Constitución para introducir el nuevo credo educativo.


Maximato (1928 - 1934)

Emilio Portes Gil (1928 - 1930)


En una etapa crítica para la política del país debida al asesinato del presidente electo Álvaro Obregón, fue nombrado secretario de Gobernación por el presidente Calles. De ahí pasó a ser presidente interino de la República entre diciembre de 1928 y febrero de 1930, era un obregonista probado, cuya misión principal fue calmar los ánimos exaltados por el asesinato de Obregón y convocar a nuevas elecciones.
Al rendir la protesta como presidente, rompió la tradición ceremonial porque pronunció un extenso discurso, en el que expresó que“el problema más importante no será el de la próxima elección…ni fijar la ideología de la Revolución Mexicana…aspiro simplemente a consolidar –y a avanzar todo lo posible- las conquistas de que podemos ufanarnos. Una novedad si quiero que caracterice a mi administración…que mi gobierno esté integrado por las gentes mejor capacitadas. Los hombres que saben ser leales a los hombres, deben ser reemplazados por los hombres que saben ser leales a las instituciones…-y esta es otra de mis declaraciones terminantes- que sólo figuren a mi lado personas identificadas con la Revolución…Me refiero a la identificación y a la probidad que se desprenden de servir a una causa sin reservas y sin vacilaciones, y entiendo por falta de identificación y por falta de probidad adoptar una actitud hostil respecto a cualquiera de los puntos del programa revolucionario que sustentamos, o llevar una vida privada licenciosa u opulenta que contraste con la vida modesta y sencilla de nuestro pueblo, con quien pregonamos nuestra identificación con sus necesidades y aspiraciones…Juzgaré también condición indispensable la de que mis colaboradores se dediquen única y exclusivamente al servicio del país”.
external image 1929%20People%20Listening%20to%20the%20Reading%20of%20a%20Proclamationa.jpg


En su gobierno logró concluir, mediante acuerdos con la alta jerarquía católica, la rebelión cristera, que había costado 70 mil muertos. Con la intervención del embajador norteamericano Morrow, la iglesia católica reconoció la soberanía del Estado y aceptó que se registraran los sacerdotes que designara la iglesia; por su parte, el gobierno concedió amnistía a los cristeros, consintió en que los curas impartieran enseñanza religiosa en sus templos y reconoció que los sacerdotes, como todo ciudadano, podían solicitar la aprobación, reforma o derogación de las leyes.
Asimismo, Portes Gil aceleró el reparto agrario y estableció escuelas agrícolas. También su gobierno concedió la autonomía a la Universidad Nacional de México, con lo que también cerró un importante conflicto social. Además, promulgó la Ley Orgánica del Ministerio Público y el Código Penal y suprimió los jurados populares; fue creada la Asociación Nacional de Protección a la Infancia; se implantó el Servicio Industrial y de Protección Social y se inauguró el aeropuerto de la ciudad de México. Asimismo, se emprendieron campañas antialcohólicas, contra el mal del pinto y laonchocercosis. Dio asilo político a César Augusto Sandino, pero la policía mexicana protegió a los asesinos de Julio Antonio Mella, fundador del Partido Comunista Cubano.
external image PGE-PC-1929.jpg

Por otra parte, quitó la protección oficial a la CROM, y hostigó a su líder Morones, y también a su partido, el Partido Laborista Mexicano. De este modo, y ya sin el apoyo de Calles, la CROM y Morones quedaron fuera del escenario político.
Otra tarea fundamental de Portes Gil fue organizar las elecciones presidenciales. En marzo de 1929, declaró formalmente constituido el Partido Nacional Revolucionario, la gran creación política de Plutarco Elías Calles, y el 25 de enero de 1930 dispuso que como miembros activos del nuevo partido, se descontaran a los empleados públicos siete días de sueldo al año para su sostenimiento. El PNR apoyó la candidatura a la Presidencia de Pascual Ortiz Rubio, mientras los intelectuales y estudiantes apoyaban a José Vasconcelos.
Las elecciones fueron interrumpidas por la rebelión del general José Gonzalo Escobar que lanzó el Plan de Hermosillo, redactado por Gilberto Valenzuela y apoyado por un importante grupo de exobregonistas que se oponían al poder del expresidente Calles y a su candidato Ortíz Rubio. Tras sangrientos combates, el general Calles logró derrotar a los rebeldes y las elecciones se realizaron entre fraudes, desórdenes, heridos y muertos. El resultado fue un cuestionado triunfo del candidato oficial.
En enero de 1930, Portes Gil rompió relaciones diplomáticas con la Unión Soviética, establecidas por Obregón, debido al fusilamiento del militante comunista Guadalupe Rodríguez, quien habiendo combatido contra la rebelión escobarista, mantuvo su pequeña tropa con la hoz y el martillo, muy probablemente con la idea de levantarse en armas; la Tercera Internacional publicó un manifiesto en el que llamó a Portes Gil y a Calles “lacayos del imperialismo” y que estaban de rodillas ante el Papa, lo que provocó una serie de desencuentros que culminó con el rompimiento..




Pascual Ortíz Rubio (1930 - 1932)



Inicia su campaña el 26 de mayo de 1929 en el estado de Hidalgo, sus competidores son José Vasconcelos, nominado por el Partido Antirreleccionista que hacía campaña desde enero, el general Pedro Rodríguez Triana por el Partido Comunista, y Gilberto Valenzuela y Antonio I. Villarreal, que se levantan en armas con la “revolución escobarista” que interrumpe el proceso electoral.
Derrotados los rebeldes por el general Calles, se reinician las campañas electorales. El 17 de noviembre se realizan las elecciones en las que sale triunfante Ortiz Rubio, con 1,947,848 votos (93.55%), seguido de Vasconcelos del Partido Antirreeleccionista y Democrático Nacional con el 5.32% de la votación y de Pedro Rodríguez Triana del Bloque de Agrupaciones Obreras y Campesinas-Partido Comunista (0.11%). Pero las elecciones son calificadas por Vasconcelos como fraudulentas. Al respecto, Javier Garcíadiego (La Campaña de 1929: el mito del fraude) señala que Ortíz Rubio ganó porque contó con un partido, el naciente PNR, que tenía presencia en todo el país, con una mejor estructura organizativa y un discurso moderado tras el ambiente de violencia generado por los asesinatos de los generales Gómez, Serrano y Obregón, así como por la cristiada, que atrajo a un mayor número de electores que deseaban la paz; asimismo,“tuvo a su favor la activa y fructífera labor de todo el aparato político nacional: gobernadores, senadores, diputados, presidentes municipales y hasta caciques”, además del ejército, y de las organizaciones obreras y campesinas.“Los resultados oficiales, que asignan casi 94% de los votos a Pascual Ortiz Rubio y sólo poco más del 5% a José Vasconcelos parecen verosímiles”.
external image ORP-Mujeres-1930a.jpg


Declarado presidente electo, en los últimos días de diciembre, Ortiz Rubio visita los Estados Unidos y se entrevista con el presidente Hoover y el gerente de la Standard Oil. Ofrece detener el agrarismo e impulsar las inversiones privadas lo cual fue bien recibido por el gobierno norteamericano y la banca internacional.
Toma posesión el 5 de febrero de 1930 y hace un llamado a sacrificar las pasiones y procurar el porvenir de la patria:“El movimiento social es un hecho consumado y la única forma posible de servir al país es hacer en lo sucesivo una labor constructiva, basada en una elevación de miras... Hay que hacer una patria mejor para todos los mexicanos; disfrutemos de la dignidad de ser hombres, logrando la coordinación de todas las clases”.
external image ORP1A.jpg


Al subir a su auto en Palacio Nacional, Ortiz Rubio es agredido por Daniel Flores y recibe un disparo en la mandíbula sin consecuencias graves. Se realizan numerosas aprehensiones y cerca de un mes después se descubren más de cien cadáveres de vasconcelistas en Topilejo, entre los que se encuentran los del general León Ibarra, del ingeniero Ricardo González Villa, de Roberto Cruz Zequera y J. López Aguilera. El ingeniero Victorio E. Góngora, presidente del Partido Antirreeleccionista protesta porque varios de sus miembros hallados muertos fueron sacados del cuartel del 51ª Regimiento al mando de Maximino Ávila Camacho. El 22 de abril de 1932, Daniel Flores será encontrado muerto en su celda de la Penitenciaría del Distrito Federal. En sus Memorias Ortiz Rubio escribió que“el atentado se fraguó por gente de Calles, con la complicidad de Vito Alessio Robles, líder vasconcelista, y la complacencia de algunos callistas adictos a Portes Gil, como Marte R. Gómez.”
Sin embargo, Ortiz Rubio forma su gabinete con callistas como Amaro, Puig Cassauranc y Luís León, así como con obregonistas de la talla de Portes Gil y Aarón Sáenz. Durante menos de dos años, encabeza un gobierno débil, vacilante, reaccionario y represor del agrarismo. Esta situación de crisis se observa en el congreso, en el gabinete y en el partido oficial. Para Lázaro Cárdenas lo que ocurre es que Calles no alcanza a disciplinar al grupo que se considera presidenciable y que son los que hacen política debilitando al gobierno de Ortiz Rubio e infunden temor en Calles de supuestas traiciones. Así, el 14 de octubre de 1931, el presidente tiene que entregar la Secretaría de la Defensa al mismo Calles y dejar al callismo los puestos en el gabinete que ocupaban Almazán, Cárdenas y Cedillo.
external image OR-1931-a.jpg


En este contexto, los logros de Ortiz Rubio son exiguos. El 26 de septiembre de 1930, hace pública la llamada Doctrina Estrada, que sustenta la tesis de no intervención y autodeterminación de los pueblos. El 1º de mayo de 1931 establece relaciones con la República Española y México ingresa a la Liga de las Naciones el 12 de septiembre del mismo año. Ratifica la libertad de cultos, decreta la Ley Federal del Trabajo, divide la península de Baja California en dos territorios, incorpora el territorio de Quintana Roo a Yucatán y Campeche, inaugura la carretera México-Laredo y amplía la red telefónica. Asimismo, declara la desaparición de poderes en Colima, Durango, Guanajuato y Nayarit para solucionar problemas políticos en esas entidades. Pero los efectos negativos de la crisis del capitalismo norteamericano en 1929 que provoca en México la contracción económica, la devaluación de la moneda y el desempleo masivo, reducen aun más las posibilidades de actuación del gobierno. De modo que en enero de 1932, Ortiz Rubio se ve obligado a solicitar al Congreso la suspensión de pagos de la deuda externa durante dos años.
external image ORPA.jpg


El 20 de enero de 1932, Calles obliga a Ortiz Rubio a entregar las secretarías que desempeñaban Luís Montes de Oca, Genaro Estrada y Aarón Sáenz. La manifiesta subordinación de Ortiz Rubio a Calles provoca la burla popular que lo tacha de “nopalito” (por baboso) y hace mofa del mismo:“el que vive en esta casa/ es el señor presidente, pero el señor que aquí manda/ vive en la casa de enfrente”. El 30 de julio siguiente, Calles renuncia al gabinete y designa como su sustituto al general Abelardo Luján Rodríguez, quien está destinado a suceder a Ortiz Rubio. Para manejar el proceso de sustitución, Calles nombra presidente de la Cámara de Diputados a Melchor Ortega y presidente del Colegio electoral a Luís L. León.
external image OR-1932-a.jpg


Habiendo cumplido el plazo para que el Congreso pudiera designar un presidente sustituto, sin convocar a elecciones, y ante el descrédito de su gobierno supeditado al jefe máximo Calles, Ortiz Rubio presenta su renuncia el 2 de septiembre de 1932 “para que con mayor unidad de acción en el futuro –ya que no de pensamiento- se logren plenamente las altas finalidades que todos perseguimos”. Después escribiría en sus Memorias: “me convencí de que, o acudía a la violencia para imponer mi autoridad, o renunciaba; a pesar del apoyo militar que tenía, resolví lo segundo, porque dados los elementos con que contaba el enemigo tendría que ofrecer seria resistencia y se podía provocar una nueva guerra civil”. Parte a bordo del Tren Olivo al exilio a los Estados Unidos, en donde permanece hasta 1935.




Abelardo Rodríguez (1932 - 1934)

Al renunciar el presidente Pascual Ortiz Rubio, por decisión unánime del Congreso, Abelardo L. Rodríguez fue nombrado presidente sustituto el 3 de septiembre de 1932 para el periodo presidencial que concluía el 30 de noviembre de 1934. Al día siguiente, declaró a la prensa: “Honrado por el H. Congreso de la Unión con el nombramiento de Presidente constitucional sustituto de la República para terminar el actual periodo, declaro que haré todos los esfuerzos posibles y necesarios para cumplir con mis deberes, constituyendo un gobierno serio nacional, en que haya unidad de acción y que lleve la confianza y tranquilidad a la República para que todos los sectores del país puedan dedicarse al trabajo, logrando así la reconstrucción y el desarrollo económicos de la nación. Procuraré llevar a su cabal desarrollo los postulados de la Revolución y cumplir el programa de mi partido, ajustando todos mis actos a los mandatos de la ley y a las limitaciones que la Constitución General de la República impone al Poder Ejecutivo.”
external image ALR-Cong-a.jpg


Por su estrecha vinculación con el general Plutarco Elías Calles, la influencia del Jefe Máximo de la Revolución en su gobierno sería manifiesta.
Al asumir la presidencia Abelardo L. Rodríguez, los efectos de la crisis económica norteamericana llegaban dolorosamente a México, e inclusive muchos trabajadores mexicanos radicados en Estados Unidos regresaban al país expulsados por el desempleo. En lo interno, la economía estaba en receso y la moneda perdía sensiblemente su valor adquisitivo; los problemas sociales se agudizaban, el descontento popular crecía y los movimientos populares endurecían sus posiciones. Además, tras las rebeliones militares recientes, las violentas y cuestionadas elecciones pasadas y los conflictos entre los miembros del grupo callista que habían provocado la renuncia de Ortiz Rubio, el país se encontraba profundamente dividido. Por si fuera poco, la guerra cristera todavía no se apagaba en algunos estados como Jalisco y Tabasco.
external image ALR-V-a.jpg


En materia política, para promover la circulación de los políticos en los puestos de representación popular y desvanecer toda duda sobre las intenciones del general Calles de regresar a la presidencia, Abelardo L. Rodríguez decretó la reforma constitucional que propuso el PNR. Se estableció el principio de la no reelección inmediata en todos los cargos de elección popular: presidentes municipales, diputados locales, gobernadores, diputados federales y senadores. Asimismo, la reforma constitucional ratificó la no reelección absoluta del presidente de la República; amplió a tres y seis años el periodo de los diputados y senadores respectivamente; normó el nombramiento de los presidentes interinos y prohibió absolutamente que los presidentes permanecieran en el cargo una vez concluido el periodo correspondiente. También amplió el periodo presidencial de cuatro a seis años.
En cuanto al conflicto con la iglesia católica, que continuaba por la reglamentación de la Ley de Cultos en los estados de la República, el presidente Abelardo L. Rodríguez tuvo que enfrentar la Encíclica Acerba Animi(La preocupación que nos embarga), del Papa Pío XI publicada el 9 de septiembre de 1932 y dirigida a los miembros de la jerarquía católica de México, en la que el Papa lamentaba la infidelidad de las autoridades civiles a los arreglos pacíficos de 1929, y exhortaba al pueblo a la oración, a la penitencia y a la prudencia. El presidente Rodríguez rechazó la Encíclica por considerarla una intervención política en los asuntos internos del país y decretó la expulsión del Delegado Apostólico, Monseñor Leopoldo Ruiz y Flores, Arzobispo de Morelia.
Además, durante su gobierno, los conflictos con la iglesia católica se agudizaron porque Narciso Bassols, secretario de Educación Pública, implantó la educación sexual en los dos últimos años de la primaria y en la secundaria. Algunas de las manifestaciones de católicos en contra de la medida fueron disueltas por la fuerza. Además, el 10 de octubre de 1934 se aprobaron las reformas al Artículo 3° de la Constitución para establecer la educación socialista, lo cual tensó nuevamente la relación iglesia católica- Estado.
external image RAL89-ES.JPG


En materia agraria, Abelardo L. Rodríguez reformó la Constitución, creó el Departamento Agrario, promulgó la Ley de Crédito Agrícola y expidió el primer Código Agrario el 22 de marzo de 1934. Reinició el reparto agrario y permitió que se organizara la Confederación Campesina Mexicana, encabezada por el coronel Adalberto Tejada. Pero promovió que en los ejidos fueran los individuos los dueños de la tierra y no las comunidades.
Por otra parte, para enfrentar las demandas populares, el gobierno de Abelardo L. Rodríguez recurrió a la represión en primera instancia. Pero al mismo tiempo, creó el Departamento Autónomo del Trabajo que absorbió las Juntas Federales de Conciliación y Arbitraje, para regular los conflictos obrero-patronales. Asimismo, promovió la organización del movimiento obrero en sindicatos y centrales, como el Sindicato de Ferrocarrileros y la Confederación General Obrera y Campesina de México, pero se opuso a la participación de los líderes y de los sindicatos obreros en la política del país. Además, el 5 de enero de 1934 decretó el salario mínimo, cuyas tarifas señaló el presidente para el Distrito Federal y los estados de la República; expidió la Ley del Servicio Civil, que amparó a los trabajadores del gobierno y aseguró su estabilidad en el empleo; y prometió el establecimiento de un seguro social para los trabajadores.
external image 1934-mineros%20Pachuca.JPG


Para estimular la economía, bajo la influencia del general Calles, su secretario de Hacienda, Abelardo L. Rodríguez centralizó las finanzas públicas nacionales en dicha secretaría; fundó Nacional Financiera, con capital de 50 millones de pesos, de los cuales 20 fueron aportados por el gobierno; creó el organismo estatal Petróleos Mexicanos (Petromex) ante la negativa de las empresas petroleras extranjeras a proseguir la explotación y la exploración del petróleo y decretó la ampliación de las fronteras litorales en 50 km, para aumentar las reservas de hidrocarburos. Asimismo, fundó el Banco Nacional Hipotecario Urbano y de Obras Públicas y las Juntas Federales de Mejores Materiales. Además promovió la racionalización de la industria pesquera y la creación de la Compañía Aeronaves de México.
En política exterior, negoció el pago de la deuda externa, propugnó por el desarme de las potencias y sostuvo el principio de igualdad entre el hombre y la mujer en las conferencias internacionales. También promulgó la Ley del Servicio Exterior.
A pesar de la crisis económica, Abelardo L. Rodríguez realizó algunas obras públicas como el Palacio de Bellas Artes y el monumento a Álvaro Obregón, así como una presa en Aguascalientes y un mercado en el Distrito Federal, que llevan su nombre.
Entregó la presidencia al general Lázaro Cárdenas el 1° de diciembre de 1934.




Gobierno de Lázaro Cárdenas (1934-1940)


· Ascenso de las fuerzas revolucionarias.
· Confederación Nacional Campesina (CNC) y Confederación y Trabajadores de México (CTM), como única organización obrera.
· Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE)
· Organizadas las fuerzas sociales, Cárdenas crea en 1938 el Partido de la Revolución Mexicana (PRM) que queda estructurado con los sectores obrero, campesino, militar y popular (burócratas), supeditados al Estado y al Poder Ejecutivo en particular.
· 1936 – Expulsó al "jefe máximo" de la nación, Plutarco Elías Calles, por conspiración contra el gobierno.
· Reforzó el presidencialismo y con la creación del nuevo partido diseñó las estructuras políticas y económicas que funcionarían sin mayores contingencias hasta finales de los años ochenta.

El lema del PRM fue: "por una democracia de trabajadores" y en la declaración de principios está la idea del proyecto de nación: reconocimiento del derecho de huelga y apoyo a los obreros, colectivización de la agricultura, intervención del Estado en la economía nacional y en la educación; igualdad política social de la mujer, garantía de libertades para los indígenas, seguro social, control de precios, construcción de viviendas populares, la no intervención en los asuntos de otras naciones, el derecho a la autodeterminación de los pueblos y el combate a cualquier forma de opresión y el fascismo, que ya había asomado su cabeza en el horizonte internacional y que en el interior del país está representado, desde 1937, por la Unión Nacional Sinarquista (l Estado Original es considerado como el acuerdo entre diferentes grupos sociales para:
a) Conciliar diferencias de intereses. Cuidar el Equilibrio y la armonía. (Sinarquía)
b) Protegerse de ataques de otros grupos, de los fenómenos de la naturaleza, etc….
c) Proteger a los miembros débiles, ancianos, enfermos, de la sociedad.


· Con respecto a la Iglesia, Cárdenas mantuvo una política de conciliación, pero la alejó sin perseguirla, mediante la educación socialista. (Se creó mucho malestar)

· Puso en marcha La Reforma Agraria a través de repartos masivos de tierra a los campesinos. Por el Nuevo Código Agrario (1940) se autorizó el establecimiento de ejidos ganaderos y forestales.

· 1937 - nacionalizó los Ferrocarriles Nacionales
· 1938 - se expropiaron los trenes de las compañías petroleras extranjeras.

· Durante su administración se crearon la Comisión Federal de Electricidad, los departamentos de Turismo, de Prensa y Publicidad, la Secretaría de Asistencia Pública (1938), el Departamento Autónomo de Asistencia Infantil (1937); los bancos de Crédito Ejidal y Nacional Obrero de Fomento Industrial, así como el Tribunal Fiscal de la Federación. Su obra educativa fue muy importante.
· Además del interés que puso en las escuelas primarias y las regionales campesinas, creó el Consejo Nacional de Educación Superior y de la Investigación Científica, el Consejo Técnico de Educación Agrícola, el Instituto Nacional de Psicopedagogía; el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Instituto Nacional Indigenista.

· Abrió las puertas a los refugiados republicanos españoles = enriquecimiento del medio cultural del país, pues entre ellos se encontraban importantes intelectuales y artistas que se arraigaron en el país

· 1938 - Expropiación Petrolera - acontecimiento de la mayor trascendencia para el nacionalismo mexicano-, que se aplicó contra las compañías extranjeras del ramo = fundación de Petróleos Mexicanos